Solicite Asesor


Programa de Beneficios


Cómo Asociarse


Cartilla






Calendario




 ABRIL de 2017


25
Día internacional de la lucha contra el maltrato infantil

A pesar del cuadro emergente de la dimensión e impacto de la violencia contra los niños y niñas, ahora existe una gran oportunidad para avanzar hacia su eliminación.

La violencia no es una consecuencia inevitable de la condición humana. Los gobiernos están reconociendo y cumpliendo cada vez más sus obligaciones de derechos humanos con respecto a los niños y niñas y reconociendo la prevalencia y el impacto a largo plazo de la violencia. Un reciente estudio de UNICEF ha confirmado que existe el conocimiento y la capacidad para prevenir la violencia y para reducir sus consecuencias.

La base científica para formular estrategias de prevención de la violencia e intervenciones terapéuticas efectivas está creciendo; la existencia de estrategias basadas en evidencias demuestra que -con suficiente compromiso e inversión- los enfoques de prevención creativos pueden generar un cambio y marcar la diferencia.

Adicionalmente, proteger a los niños y niñas contra la violencia tiene un inmenso potencial para reducir todas las formas de violencia en la sociedad, así como las consecuencias sociales y de salud a largo plazo asociadas a la violencia contra la infancia. Toda sociedad, sin importar sus antecedentes culturales, económicos o sociales, puede y debe detener la violencia contra los niños y niñas ahora.

Esto requiere la transformación de la "mentalidad" de las sociedades y de las condiciones económicas y sociales subyacentes asociadas a la violencia. Los informes de infanticidio, castigos crueles y humillantes, trato negligente y abandono, abuso sexual y otras formas de violencia contra los niños y niñas existen desde la época de las antiguas civilizaciones. Recientemente, la documentación de la magnitud e impacto de la violencia contra los niños muestra con claridad que es un problema global sustantivo y grave. Éste tiene lugar en todos los países del mundo, en una variedad de formas y entornos y a menudo está profundamente arraigada en prácticas culturales, económicas y sociales. Los esfuerzos por prevenir y responder a la violencia contra los niños y niñas deben ser multisectoriales y deben ser ajustados según el tipo de violencia, el entorno y los autores.

Cualquiera que sea la medida adoptada, el interés superior del niño debe ser siempre la consideración prioritaria. Fuente: UNICEF https://www.unicef.org/



Lugar: En todo el Mundo  - Horario: 08:00

25
Día internacional de la lucha contra el maltrato infantil

A pesar del cuadro emergente de la dimensión e impacto de la violencia contra los niños y niñas, ahora existe una gran oportunidad para avanzar hacia su eliminación.

La violencia no es una consecuencia inevitable de la condición humana. Los gobiernos están reconociendo y cumpliendo cada vez más sus obligaciones de derechos humanos con respecto a los niños y niñas y reconociendo la prevalencia y el impacto a largo plazo de la violencia. Un reciente estudio de UNICEF ha confirmado que existe el conocimiento y la capacidad para prevenir la violencia y para reducir sus consecuencias.

La base científica para formular estrategias de prevención de la violencia e intervenciones terapéuticas efectivas está creciendo; la existencia de estrategias basadas en evidencias demuestra que -con suficiente compromiso e inversión- los enfoques de prevención creativos pueden generar un cambio y marcar la diferencia.

Adicionalmente, proteger a los niños y niñas contra la violencia tiene un inmenso potencial para reducir todas las formas de violencia en la sociedad, así como las consecuencias sociales y de salud a largo plazo asociadas a la violencia contra la infancia. Toda sociedad, sin importar sus antecedentes culturales, económicos o sociales, puede y debe detener la violencia contra los niños y niñas ahora.

Esto requiere la transformación de la "mentalidad" de las sociedades y de las condiciones económicas y sociales subyacentes asociadas a la violencia. Los informes de infanticidio, castigos crueles y humillantes, trato negligente y abandono, abuso sexual y otras formas de violencia contra los niños y niñas existen desde la época de las antiguas civilizaciones. Recientemente, la documentación de la magnitud e impacto de la violencia contra los niños muestra con claridad que es un problema global sustantivo y grave. Éste tiene lugar en todos los países del mundo, en una variedad de formas y entornos y a menudo está profundamente arraigada en prácticas culturales, económicas y sociales. Los esfuerzos por prevenir y responder a la violencia contra los niños y niñas deben ser multisectoriales y deben ser ajustados según el tipo de violencia, el entorno y los autores.

Cualquiera que sea la medida adoptada, el interés superior del niño debe ser siempre la consideración prioritaria. Fuente: UNICEF https://www.unicef.org/



Lugar: En todo el Mundo  - Horario: 08:00

25
Día internacional de la lucha contra el maltrato infantil

A pesar del cuadro emergente de la dimensión e impacto de la violencia contra los niños y niñas, ahora existe una gran oportunidad para avanzar hacia su eliminación.

La violencia no es una consecuencia inevitable de la condición humana. Los gobiernos están reconociendo y cumpliendo cada vez más sus obligaciones de derechos humanos con respecto a los niños y niñas y reconociendo la prevalencia y el impacto a largo plazo de la violencia. Un reciente estudio de UNICEF ha confirmado que existe el conocimiento y la capacidad para prevenir la violencia y para reducir sus consecuencias.

La base científica para formular estrategias de prevención de la violencia e intervenciones terapéuticas efectivas está creciendo; la existencia de estrategias basadas en evidencias demuestra que -con suficiente compromiso e inversión- los enfoques de prevención creativos pueden generar un cambio y marcar la diferencia.

Adicionalmente, proteger a los niños y niñas contra la violencia tiene un inmenso potencial para reducir todas las formas de violencia en la sociedad, así como las consecuencias sociales y de salud a largo plazo asociadas a la violencia contra la infancia. Toda sociedad, sin importar sus antecedentes culturales, económicos o sociales, puede y debe detener la violencia contra los niños y niñas ahora.

Esto requiere la transformación de la "mentalidad" de las sociedades y de las condiciones económicas y sociales subyacentes asociadas a la violencia. Los informes de infanticidio, castigos crueles y humillantes, trato negligente y abandono, abuso sexual y otras formas de violencia contra los niños y niñas existen desde la época de las antiguas civilizaciones. Recientemente, la documentación de la magnitud e impacto de la violencia contra los niños muestra con claridad que es un problema global sustantivo y grave. Éste tiene lugar en todos los países del mundo, en una variedad de formas y entornos y a menudo está profundamente arraigada en prácticas culturales, económicas y sociales. Los esfuerzos por prevenir y responder a la violencia contra los niños y niñas deben ser multisectoriales y deben ser ajustados según el tipo de violencia, el entorno y los autores.

Cualquiera que sea la medida adoptada, el interés superior del niño debe ser siempre la consideración prioritaria. Fuente: UNICEF https://www.unicef.org/



Lugar: En todo el Mundo  - Horario: 08:00

25
Día internacional de la lucha contra el maltrato infantil

A pesar del cuadro emergente de la dimensión e impacto de la violencia contra los niños y niñas, ahora existe una gran oportunidad para avanzar hacia su eliminación.

La violencia no es una consecuencia inevitable de la condición humana. Los gobiernos están reconociendo y cumpliendo cada vez más sus obligaciones de derechos humanos con respecto a los niños y niñas y reconociendo la prevalencia y el impacto a largo plazo de la violencia. Un reciente estudio de UNICEF ha confirmado que existe el conocimiento y la capacidad para prevenir la violencia y para reducir sus consecuencias.

La base científica para formular estrategias de prevención de la violencia e intervenciones terapéuticas efectivas está creciendo; la existencia de estrategias basadas en evidencias demuestra que -con suficiente compromiso e inversión- los enfoques de prevención creativos pueden generar un cambio y marcar la diferencia.

Adicionalmente, proteger a los niños y niñas contra la violencia tiene un inmenso potencial para reducir todas las formas de violencia en la sociedad, así como las consecuencias sociales y de salud a largo plazo asociadas a la violencia contra la infancia. Toda sociedad, sin importar sus antecedentes culturales, económicos o sociales, puede y debe detener la violencia contra los niños y niñas ahora.

Esto requiere la transformación de la "mentalidad" de las sociedades y de las condiciones económicas y sociales subyacentes asociadas a la violencia. Los informes de infanticidio, castigos crueles y humillantes, trato negligente y abandono, abuso sexual y otras formas de violencia contra los niños y niñas existen desde la época de las antiguas civilizaciones. Recientemente, la documentación de la magnitud e impacto de la violencia contra los niños muestra con claridad que es un problema global sustantivo y grave. Éste tiene lugar en todos los países del mundo, en una variedad de formas y entornos y a menudo está profundamente arraigada en prácticas culturales, económicas y sociales. Los esfuerzos por prevenir y responder a la violencia contra los niños y niñas deben ser multisectoriales y deben ser ajustados según el tipo de violencia, el entorno y los autores.

Cualquiera que sea la medida adoptada, el interés superior del niño debe ser siempre la consideración prioritaria. Fuente: UNICEF https://www.unicef.org/



Lugar: En todo el Mundo  - Horario: 08:00

25
Día internacional de la lucha contra el maltrato infantil

A pesar del cuadro emergente de la dimensión e impacto de la violencia contra los niños y niñas, ahora existe una gran oportunidad para avanzar hacia su eliminación.

La violencia no es una consecuencia inevitable de la condición humana. Los gobiernos están reconociendo y cumpliendo cada vez más sus obligaciones de derechos humanos con respecto a los niños y niñas y reconociendo la prevalencia y el impacto a largo plazo de la violencia. Un reciente estudio de UNICEF ha confirmado que existe el conocimiento y la capacidad para prevenir la violencia y para reducir sus consecuencias.

La base científica para formular estrategias de prevención de la violencia e intervenciones terapéuticas efectivas está creciendo; la existencia de estrategias basadas en evidencias demuestra que -con suficiente compromiso e inversión- los enfoques de prevención creativos pueden generar un cambio y marcar la diferencia.

Adicionalmente, proteger a los niños y niñas contra la violencia tiene un inmenso potencial para reducir todas las formas de violencia en la sociedad, así como las consecuencias sociales y de salud a largo plazo asociadas a la violencia contra la infancia. Toda sociedad, sin importar sus antecedentes culturales, económicos o sociales, puede y debe detener la violencia contra los niños y niñas ahora.

Esto requiere la transformación de la "mentalidad" de las sociedades y de las condiciones económicas y sociales subyacentes asociadas a la violencia. Los informes de infanticidio, castigos crueles y humillantes, trato negligente y abandono, abuso sexual y otras formas de violencia contra los niños y niñas existen desde la época de las antiguas civilizaciones. Recientemente, la documentación de la magnitud e impacto de la violencia contra los niños muestra con claridad que es un problema global sustantivo y grave. Éste tiene lugar en todos los países del mundo, en una variedad de formas y entornos y a menudo está profundamente arraigada en prácticas culturales, económicas y sociales. Los esfuerzos por prevenir y responder a la violencia contra los niños y niñas deben ser multisectoriales y deben ser ajustados según el tipo de violencia, el entorno y los autores.

Cualquiera que sea la medida adoptada, el interés superior del niño debe ser siempre la consideración prioritaria. Fuente: UNICEF https://www.unicef.org/



Lugar: En todo el Mundo  - Horario: 08:00

25
Día internacional de la lucha contra el maltrato infantil

A pesar del cuadro emergente de la dimensión e impacto de la violencia contra los niños y niñas, ahora existe una gran oportunidad para avanzar hacia su eliminación.

La violencia no es una consecuencia inevitable de la condición humana. Los gobiernos están reconociendo y cumpliendo cada vez más sus obligaciones de derechos humanos con respecto a los niños y niñas y reconociendo la prevalencia y el impacto a largo plazo de la violencia. Un reciente estudio de UNICEF ha confirmado que existe el conocimiento y la capacidad para prevenir la violencia y para reducir sus consecuencias.

La base científica para formular estrategias de prevención de la violencia e intervenciones terapéuticas efectivas está creciendo; la existencia de estrategias basadas en evidencias demuestra que -con suficiente compromiso e inversión- los enfoques de prevención creativos pueden generar un cambio y marcar la diferencia.

Adicionalmente, proteger a los niños y niñas contra la violencia tiene un inmenso potencial para reducir todas las formas de violencia en la sociedad, así como las consecuencias sociales y de salud a largo plazo asociadas a la violencia contra la infancia. Toda sociedad, sin importar sus antecedentes culturales, económicos o sociales, puede y debe detener la violencia contra los niños y niñas ahora.

Esto requiere la transformación de la "mentalidad" de las sociedades y de las condiciones económicas y sociales subyacentes asociadas a la violencia. Los informes de infanticidio, castigos crueles y humillantes, trato negligente y abandono, abuso sexual y otras formas de violencia contra los niños y niñas existen desde la época de las antiguas civilizaciones. Recientemente, la documentación de la magnitud e impacto de la violencia contra los niños muestra con claridad que es un problema global sustantivo y grave. Éste tiene lugar en todos los países del mundo, en una variedad de formas y entornos y a menudo está profundamente arraigada en prácticas culturales, económicas y sociales. Los esfuerzos por prevenir y responder a la violencia contra los niños y niñas deben ser multisectoriales y deben ser ajustados según el tipo de violencia, el entorno y los autores.

Cualquiera que sea la medida adoptada, el interés superior del niño debe ser siempre la consideración prioritaria. Fuente: UNICEF https://www.unicef.org/



Lugar: En todo el Mundo  - Horario: 08:00

25
Día internacional de la lucha contra el maltrato infantil

A pesar del cuadro emergente de la dimensión e impacto de la violencia contra los niños y niñas, ahora existe una gran oportunidad para avanzar hacia su eliminación.

La violencia no es una consecuencia inevitable de la condición humana. Los gobiernos están reconociendo y cumpliendo cada vez más sus obligaciones de derechos humanos con respecto a los niños y niñas y reconociendo la prevalencia y el impacto a largo plazo de la violencia. Un reciente estudio de UNICEF ha confirmado que existe el conocimiento y la capacidad para prevenir la violencia y para reducir sus consecuencias.

La base científica para formular estrategias de prevención de la violencia e intervenciones terapéuticas efectivas está creciendo; la existencia de estrategias basadas en evidencias demuestra que -con suficiente compromiso e inversión- los enfoques de prevención creativos pueden generar un cambio y marcar la diferencia.

Adicionalmente, proteger a los niños y niñas contra la violencia tiene un inmenso potencial para reducir todas las formas de violencia en la sociedad, así como las consecuencias sociales y de salud a largo plazo asociadas a la violencia contra la infancia. Toda sociedad, sin importar sus antecedentes culturales, económicos o sociales, puede y debe detener la violencia contra los niños y niñas ahora.

Esto requiere la transformación de la "mentalidad" de las sociedades y de las condiciones económicas y sociales subyacentes asociadas a la violencia. Los informes de infanticidio, castigos crueles y humillantes, trato negligente y abandono, abuso sexual y otras formas de violencia contra los niños y niñas existen desde la época de las antiguas civilizaciones. Recientemente, la documentación de la magnitud e impacto de la violencia contra los niños muestra con claridad que es un problema global sustantivo y grave. Éste tiene lugar en todos los países del mundo, en una variedad de formas y entornos y a menudo está profundamente arraigada en prácticas culturales, económicas y sociales. Los esfuerzos por prevenir y responder a la violencia contra los niños y niñas deben ser multisectoriales y deben ser ajustados según el tipo de violencia, el entorno y los autores.

Cualquiera que sea la medida adoptada, el interés superior del niño debe ser siempre la consideración prioritaria. Fuente: UNICEF https://www.unicef.org/



Lugar: En todo el Mundo  - Horario: 08:00

25
Día internacional de la lucha contra el maltrato infantil

A pesar del cuadro emergente de la dimensión e impacto de la violencia contra los niños y niñas, ahora existe una gran oportunidad para avanzar hacia su eliminación.

La violencia no es una consecuencia inevitable de la condición humana. Los gobiernos están reconociendo y cumpliendo cada vez más sus obligaciones de derechos humanos con respecto a los niños y niñas y reconociendo la prevalencia y el impacto a largo plazo de la violencia. Un reciente estudio de UNICEF ha confirmado que existe el conocimiento y la capacidad para prevenir la violencia y para reducir sus consecuencias.

La base científica para formular estrategias de prevención de la violencia e intervenciones terapéuticas efectivas está creciendo; la existencia de estrategias basadas en evidencias demuestra que -con suficiente compromiso e inversión- los enfoques de prevención creativos pueden generar un cambio y marcar la diferencia.

Adicionalmente, proteger a los niños y niñas contra la violencia tiene un inmenso potencial para reducir todas las formas de violencia en la sociedad, así como las consecuencias sociales y de salud a largo plazo asociadas a la violencia contra la infancia. Toda sociedad, sin importar sus antecedentes culturales, económicos o sociales, puede y debe detener la violencia contra los niños y niñas ahora.

Esto requiere la transformación de la "mentalidad" de las sociedades y de las condiciones económicas y sociales subyacentes asociadas a la violencia. Los informes de infanticidio, castigos crueles y humillantes, trato negligente y abandono, abuso sexual y otras formas de violencia contra los niños y niñas existen desde la época de las antiguas civilizaciones. Recientemente, la documentación de la magnitud e impacto de la violencia contra los niños muestra con claridad que es un problema global sustantivo y grave. Éste tiene lugar en todos los países del mundo, en una variedad de formas y entornos y a menudo está profundamente arraigada en prácticas culturales, económicas y sociales. Los esfuerzos por prevenir y responder a la violencia contra los niños y niñas deben ser multisectoriales y deben ser ajustados según el tipo de violencia, el entorno y los autores.

Cualquiera que sea la medida adoptada, el interés superior del niño debe ser siempre la consideración prioritaria. Fuente: UNICEF https://www.unicef.org/



Lugar: En todo el Mundo  - Horario: 08:00

25
Día internacional de la lucha contra el maltrato infantil

A pesar del cuadro emergente de la dimensión e impacto de la violencia contra los niños y niñas, ahora existe una gran oportunidad para avanzar hacia su eliminación.

La violencia no es una consecuencia inevitable de la condición humana. Los gobiernos están reconociendo y cumpliendo cada vez más sus obligaciones de derechos humanos con respecto a los niños y niñas y reconociendo la prevalencia y el impacto a largo plazo de la violencia. Un reciente estudio de UNICEF ha confirmado que existe el conocimiento y la capacidad para prevenir la violencia y para reducir sus consecuencias.

La base científica para formular estrategias de prevención de la violencia e intervenciones terapéuticas efectivas está creciendo; la existencia de estrategias basadas en evidencias demuestra que -con suficiente compromiso e inversión- los enfoques de prevención creativos pueden generar un cambio y marcar la diferencia.

Adicionalmente, proteger a los niños y niñas contra la violencia tiene un inmenso potencial para reducir todas las formas de violencia en la sociedad, así como las consecuencias sociales y de salud a largo plazo asociadas a la violencia contra la infancia. Toda sociedad, sin importar sus antecedentes culturales, económicos o sociales, puede y debe detener la violencia contra los niños y niñas ahora.

Esto requiere la transformación de la "mentalidad" de las sociedades y de las condiciones económicas y sociales subyacentes asociadas a la violencia. Los informes de infanticidio, castigos crueles y humillantes, trato negligente y abandono, abuso sexual y otras formas de violencia contra los niños y niñas existen desde la época de las antiguas civilizaciones. Recientemente, la documentación de la magnitud e impacto de la violencia contra los niños muestra con claridad que es un problema global sustantivo y grave. Éste tiene lugar en todos los países del mundo, en una variedad de formas y entornos y a menudo está profundamente arraigada en prácticas culturales, económicas y sociales. Los esfuerzos por prevenir y responder a la violencia contra los niños y niñas deben ser multisectoriales y deben ser ajustados según el tipo de violencia, el entorno y los autores.

Cualquiera que sea la medida adoptada, el interés superior del niño debe ser siempre la consideración prioritaria. Fuente: UNICEF https://www.unicef.org/



Lugar: En todo el Mundo  - Horario: 08:00

25
Día internacional de la lucha contra el maltrato infantil

A pesar del cuadro emergente de la dimensión e impacto de la violencia contra los niños y niñas, ahora existe una gran oportunidad para avanzar hacia su eliminación.

La violencia no es una consecuencia inevitable de la condición humana. Los gobiernos están reconociendo y cumpliendo cada vez más sus obligaciones de derechos humanos con respecto a los niños y niñas y reconociendo la prevalencia y el impacto a largo plazo de la violencia. Un reciente estudio de UNICEF ha confirmado que existe el conocimiento y la capacidad para prevenir la violencia y para reducir sus consecuencias.

La base científica para formular estrategias de prevención de la violencia e intervenciones terapéuticas efectivas está creciendo; la existencia de estrategias basadas en evidencias demuestra que -con suficiente compromiso e inversión- los enfoques de prevención creativos pueden generar un cambio y marcar la diferencia.

Adicionalmente, proteger a los niños y niñas contra la violencia tiene un inmenso potencial para reducir todas las formas de violencia en la sociedad, así como las consecuencias sociales y de salud a largo plazo asociadas a la violencia contra la infancia. Toda sociedad, sin importar sus antecedentes culturales, económicos o sociales, puede y debe detener la violencia contra los niños y niñas ahora.

Esto requiere la transformación de la "mentalidad" de las sociedades y de las condiciones económicas y sociales subyacentes asociadas a la violencia. Los informes de infanticidio, castigos crueles y humillantes, trato negligente y abandono, abuso sexual y otras formas de violencia contra los niños y niñas existen desde la época de las antiguas civilizaciones. Recientemente, la documentación de la magnitud e impacto de la violencia contra los niños muestra con claridad que es un problema global sustantivo y grave. Éste tiene lugar en todos los países del mundo, en una variedad de formas y entornos y a menudo está profundamente arraigada en prácticas culturales, económicas y sociales. Los esfuerzos por prevenir y responder a la violencia contra los niños y niñas deben ser multisectoriales y deben ser ajustados según el tipo de violencia, el entorno y los autores.

Cualquiera que sea la medida adoptada, el interés superior del niño debe ser siempre la consideración prioritaria. Fuente: UNICEF https://www.unicef.org/



Lugar: En todo el Mundo  - Horario: 08:00








Casa Central: Avda. de Mayo 1051 - Pergamino - Teléfono: 0800 999 (OSAM) 6726
Superintendencia de Servicios de Salud. Órgano de Control de Obras Sociales y Entidades de Medicina Prepaga - 0800-222-SALUD (72583) R.N.E.M.P. 3-1708-9