Solicite Asesor


Programa de Beneficios


Cómo Asociarse


Cartilla






Día Mundial del Agua


Campaña


Agua & Energía


Tips de Ahorro


Agua & Salud


Fotos


Descargas


Links de Interés


Agua & Salud

Después del oxígeno, el agua es el componente natural más importante para el desarrollo y mantenimiento de la vida.

El agua ocupa las tres cuartas partes del mundo y en el cuerpo humano ocupa un importante porcentaje, ya que un hombre adulto sano representa alrededor del 60% de su peso corporal, menos que en el cuerpo de un recién nacido que ocupa el 80%.

La distribución del agua en el cuerpo humano es de aproximadamente 2/3 partes de líquido intracelular, de los cuales un 25% es líquido plasmático y 1/3 es líquido extracelular.

Para mantener un buen estado de salud el volumen de los líquidos del organismo en estos niveles deben permanecer constantes y para ello el cuerpo dispone de varios mecanismos para regular el agua total del cuerpo, como la sed, la hormona antidiurética (ADH) y los riñones.

El agua tiene muchas propiedades fisiológicas en el organismo, lo que hace que este vital líquido sea imprescindible para mantener la vida y la salud integral, entre las principales están:

  • Participa en la mayoría de las reacciones químicas del metabolismo: como son los procesos de digestión, respiración, absorción y excreción.
  • Ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.
  • Es el medio ideal para transportar nutrimentos a todas las partes del cuerpo y recoger las sustancias de desecho de la actividad celular.
  • Es un complemento de una dieta sana y equilibrada.
  • Contribuye en el mantenimiento de la temperatura corporal del organismo, por medio de la generación de sudor lo mantiene fresco y libre de toxinas.
  • Forma parte de los fluidos corporales, como la sangre, la saliva, líquido sinoval, las lágrimas, los mocos, etc.
  • Aumenta el volumen del contenido intestinal y ayuda a su eliminación.
  • Regula los niveles de acidez del organismo.
  • Participa en la reparación y crecimiento celular del organismo.
  • Da más vitalidad, elasticidad, suavidad a la piel e hidratación por dentro, lo que hace que uno se vea mucho mejor.

 

Es un excelente complemento alimenticio para la mujer embarazada, los niños recién nacidos, los enfermos, sobre todo aquellas que no contiene calorías y es baja en sales.

Además, la deshidratación impide el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Para un adulto sano, una deshidratación del 2,8% del peso corporal por exposición al calor o tras un ejercicio fuerte, conlleva una disminución de la concentración, del rendimiento físico, de la memoria a corto plazo, un aumento del cansancio, cefaleas, así como reducción del tiempo de respuesta.  Asimismo, aumenta también el esfuerzo cardiovascular.

Derribando mitos

Para cuidar el corazón hay que tomar agua baja en sodio

Es frecuente en la población e inclusive en el profesional de la salud la restricción en el consumo de aguas `altas en sodio`, pero esta creencia no se enmarca en ninguna evidencia científica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que "el agua no contribuye significativamente a la ingesta total diaria de sodio", por lo que "la sal del agua no aumenta la presión. Si lo hacen la sal agregada a las comidas y en productos tales como pan, fiambres y chacinados, carnes frescas y quesos.

Para cuidar que los chicos no engorden hay que fijarse más en la comida que en la bebida.

Cualquier bebida hidrata por igual, no es necesario tomar agua

En términos de calidad, cualquier bebida no hidrata por igual. La cantidad y calidad de los líquidos ingeridos impactan en el estado nutricional; en el caso de Argentina sabemos que el 50% de los líquidos consumidos corresponde a bebidas azucaradas, mientras que los hidratos de carbono ingeridos a través de líquidos representan entre un 9 y un 15% del valor calórico diario, superando la recomendación del 10% de la OMS.

Hay que tomar agua sólo cuando se tiene sed

La sed aparece cuando las pérdidas de líquidos corresponden a una disminución del 3% del peso corporal o más, por lo que se recomienda no esperar a tener sed o sensación de boca seca para tomar agua, ya que es un llamado de atención tardío del cuerpo.

La sed aparece cuando ya existe deshidratación; los síntomas que aparecen cuando uno está deshidratado van desde un dolor de cabeza, sueño o falta de concentración hasta náuseas, debilidad, alteraciones graves como espasmos musculares, delirio, insomnio o incluso la muerte.

Tomar agua durante las comidas dificulta la digestión

Beber durante las comidas no dificulta la digestión, ya que la evacuación gástrica del líquido es rápida y no interactúa con la absorción de los nutrientes. Por el contrario, incluir agua en la mesa a la hora de comer puede mejorar los hábitos de ingesta de líquidos y promover un estilo de vida más saludable.

En los niños el verdadero riesgo de las bebidas tiene que ver con su contenido calórico y su impacto en el sobrepeso y la obesidad.

A lo largo del día consumimos alimentos sólidos y líquidos por igual, por eso es importante tomar conciencia de las calorías que contienen las bebidas en infusiones, es equivocado pensar que las calorías de los líquidos engordan menos que las que provienen de alimentos sólidos.

Varios estudios científicos demuestran que el riesgo de obesidad aumenta con la ingesta de bebidas calóricas. Los niños en nuestro país consumen el equivalente a ocho sobrecitos de azúcar por día a través de bebidas e infusiones azucaradas.









Casa Central: Avda. de Mayo 1051 - Pergamino - Teléfono: 0800 999 (OSAM) 6726
Superintendencia de Servicios de Salud. Órgano de Control de Obras Sociales y Entidades de Medicina Prepaga - 0800-222-SALUD (72583) R.N.E.M.P. 3-1708-9