Solicite Asesor


Programa de Beneficios


Cómo Asociarse


Cartilla






Noticias





7 razones por las que se pueden hinchar los ojos

Los ojos pueden hincharse por muchos motivos.

Los ojos pueden hincharse por muchos motivos. Te mostramos cuáles pueden ser las causas y qué puedes hacer para reducir la hinchazón con soluciones prácticas.

El rostro es una de las áreas que más se ve impactada por factores personales y externos. El inclemente sol, los constantes vientos, la lluvia y otros factores climáticos van mellando gradualmente en esa zona. De hecho, nuestros ojos son los grandes afectados.

La piel que los cubre y los rodea es especialmente delgada, haciéndola más susceptible a distintos padecimientos.

Sin embargo, son las causas internas las que más problemas generan en la zona. Desde que despertamos, los ojos piden ser cuidados con mucha atención, por lo que debemos tener hábitos que los favorezcan.

A qué se deben las molestias en los ojos

Desde abuso en el consumo de sal hasta la depresión, nuestros ojos pueden verse impactados por un sinfín de motivos. Apartando algún signo físico que genere la inflamación en la región golpeada, son muchos los factores que pueden provocar hinchazón en esta zona y a los que debemos prestar atención.

Estos son algunos de los más conocidos:

1. Cansancio El problema común. La falta de horas de sueño se manifiesta de varias formas con nuestros ojos como una de sus principales víctimas. Según el ritmo de vida que llevemos, el estrés puede ir ganando espacio y, uno de los elementos que en ocasiones sacrificamos, es el descanso.

2. Blefaritis Este padecimiento también es habitual. Al levantarte, seguramente has visto ciertas partículas ubicadas en la base de las pestañas, pues estas son bacterias, las cuales, si no se eliminan son capaces de causar irritación y ardor en el ojo. Se relacionan con varias enfermedades en la zona ocular.

3. Enfermedades renales Contrario a lo que podías considerar, existen males diagnosticados muy lejos de nuestros ojos que tienen un impacto negativo en ellos. La glomerulonefritis y el síndrome nefrótico son algunos causantes de este problema, ya que ocasionan la retención de líquidos.

4. Alergias Si los ojos están hinchados, puede que sean señal de otra cosa. Cuando esta no desaparece luego de limpiar el rostro ni con el pasar de las horas, puede ser un síntoma de alguna alergia. La conjuntivitis es una de las más populares. Si tus ojos presentan un color rojo durante varios días puede que pases por esta enfermedad.

5. Genética La influencia de los antepasados siempre se refleja en nuestro físico y en nuestras costumbres. Si tienes familiares con estas características, sin que ello implique un mal de salud, es muy probable que también cuentes con este factor. Hay cosas inevitables que provienen de la herencia.

6. La edad El tiempo siempre hará de las suyas en nuestro organismo. Por más que nos cuidemos habrá cosas que no podremos evitar y en nuestra piel se notarán los mayores cambios. Entre tantas posibilidades, nuestros ojos sentirán el impacto dado el desgaste natural de nuestros tejidos y músculos.

n el hogar se pueden resolver la mayoría de estos casos con una serie de remedios caseros o tomando mejores hábitos de limpieza facial al empezar y al terminar el día.

El más popular es el de la higiene. Limpia siempre el rostro con agua fría, óptima opción para desinflamar zonas. No solamente se trata de enjuagar el área en cuestión; con algo de tiempo, puedes cumplir con una rutina que será de mucha ayuda.

Dobla un paño y mójalo con agua fría. Cuando esté bastante húmedo, colócalo sobre los ojos cerrados. Este es un proceso que puedes hacer en casa antes de dormir, pues no solo los ojos se ven hinchados al despertar, el impacto de la jornada tiene un efecto sobre ellos. Hazlo por 10 minutos.

Si consideras que lo tuyo es un tema de circulación puedes golpear ligeramente los párpados con tus dedos índices y medios. Esto lleva a que la sangre acumulada vuelva a movilizarse como debería.

Descansa. Suena sencillo, pero incluso contar con las ocho horas de sueño puede no ser suficiente. Despeja tu mente antes de dormir, evita tener luces prendidas y deja a un lado las preocupaciones. No revises la computadora ni el teléfono. No tengas motivos para despertar cuando no debes.

Fuente: Mejor con salud











Casa Central: Avda. de Mayo 1051 - Pergamino - Teléfono: 0800 999 (OSAM) 6726
Superintendencia de Servicios de Salud. Órgano de Control de Obras Sociales y Entidades de Medicina Prepaga - 0800-222-SALUD (72583) R.N.E.M.P. 3-1708-9