Solicite Asesor


Programa de Beneficios


Cómo Asociarse


Cartilla






Noticias





Los puntos de dolor de la fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno crónico que causa dolor generalizado, hipersensibilidad y fatiga persistente.

La fibromialgia es una enfermedad crónica que causa fatiga y un dolor generalizado en el organismo de las personas que lo padecen.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad compleja y no del todo caracterizada. De hecho, no fue hasta los años 90 cuando se catalogó como enfermedad. Hasta entonces, la afección se encuadraba dentro de los trastornos de somatización, de origen psiquiátrico.

Hoy en día, aunque ya está reconocida como enfermedad, se siguen sin comprender las causas físicas que la provocan. No obstante, se suele relacionar con causas neurológicas y alteraciones en el sistema nervioso central.

Las personas que padecen fibromialgia suelen tener un agotamiento persistente, y un dolor musculoesquelético generalizado, normalmente en las partes blandas del organismo.

Todo esto se acompaña de una gran hipersensibilidad en las personas afectadas, pues el umbral del dolor se encuentra alterado lo que acentúa la sensación de dolor permanente y generalizado.

Sin embargo, a pesar de esta particularidad sistémica (en la totalidad del organismo), las personas que padecen fibromialgia suelen presentar dolor en unos puntos concretos del cuerpo, aspecto que ayuda al diagnóstico de la enfermedad. Estos puntos se conocen como tender points, puntos sensibles o simplemente, puntos de dolor.

Los puntos de dolor de la fibriomialgia fueron establecidos en los años 90 por el colegio americano de reumatología (ACR) con la finalidad de ofrecer un posible diagnóstico de la enfermedad.

Dichos puntos se disponen de manera simétrica a lo largo del organismo y se detectan por palpación. La fuerza que se debe ejercer durante el proceso es de 4 kg y los puntos a palpar son los siguientes:

Parte anterior del cuerpo Desde la parte superior a la parte inferior del cuerpo:

Puntos cervicales inferiores. En la cara anterior de los espacios invertebrales C5-C7. Segundas costillas. Donde se encuentra el nervio de las llamadas segundas articulaciones costocondrales. Epicóndilos laterales. Se trata del extremo del hueso (apófisis) del humero, en la zona anterior de los codos. En la almohadilla de grasa localizada en la zona media de la articulación de las rodillas. Parte posterior del cuerpo Desde la parte superior a la parte inferior del cuerpo:

En la parte inferior del cráneo, zona en la que se insertan los músculos suboccipitales. En la zona de unión entre los hombros y el cuello. Zona en la que los músculos de la espalda conectan con los hombros, insertándose en la escápula u omóplato. Glúteos. Encima de cada nalga. Trocánter mayor. Parte superior de los muslos, donde acaban los músculos de la cadera. La confirmación de 11 de estos 18 puntos suele ser un criterio aceptado para el diagnóstico de la enfermedad.

A pesar de que todos los puntos de dolor anteriormente mencionados se encuentran en tejidos musculares, las biopsias musculares llevadas a cabo en estos pacientes no revelan anomalías.

Sin embargo, actualmente se empiezan a tener en cuenta otros aspectos que podrían explicar esta sintomatología. La causa de la aparición de dolor en estos tender puntos podría encontrarse en lo que se conoce como atrapamiento fascial.

El atrapamiento fascial se produce cuando una parte del cuerpo deja de estar correctamente irrigada. Esta deficiencia circulatoria, hace que la zona que se encuentra "atrapada" no reciba una suficiente cantidad de nutrientes, provocando deficiencias en el movimiento y dolor.

Fuente: Mejor con salud

 











Casa Central: Avda. de Mayo 1051 - Pergamino - Teléfono: 0800 999 (OSAM) 6726
Superintendencia de Servicios de Salud. Órgano de Control de Obras Sociales y Entidades de Medicina Prepaga - 0800-222-SALUD (72583) R.N.E.M.P. 3-1708-9