Solicite Asesor


Programa de Beneficios


Cómo Asociarse


Cartilla






Noticias





Hipotiroidismo: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

El hipotiroidismo con un adecuado tratamiento no tiene por qué influir en la calidad de vida del paciente.

El hipotiroidismo es una enfermedad cada vez más frecuente que afecta a la glándula tiroides. Entre sus síntomas, destacan la facilidad para ganar peso, el cansancio, la piel seca o el estreñimiento. Por lo tanto, es importante detectarlo a tiempo para frenar su avance y mejorar nuestra calidad de vida.

El hipotiroidismo es una disfunción de la glándula tiroides. Se trata de una disminución de la actividad en las funciones que realiza esta glándula. Este trastorno repercute en otras cuestiones tan importantes como el ritmo cardíaco, la musculatura o el apetito.

En personas con hipotiroidismo es necesario cambiar por completo los hábitos diarios, de manera que sean más saludables. Además, es fundamental hacerlo para prevenir un decaimiento del estado de ánimo o depresión. Con buenos consejos o la medicación adecuada se podrá controlar la enfermedad y llevar una mejor calidad de vida.

Causas y condicionantes

La causa más frecuente del hipotiroidismo es la inflamación de la glándula tiroides.

Los factores que aumentan el riesgo de hipotiroidismo son:

  • Antecedentes familiares.
  • Dieta con exceso de yodo.
  • Tener más de 50 años.
  • Haber estado expuesto a un tratamiento con radiación en la zona del cuello.
  • Contaminación y exposición a sustancias tóxicas.Los síntomas que presenta esta enfermedad dependen de la gravedad en la deficiencia hormonal. La evolución suele ser gradual y puede durar años en mostrarse por completo un cuadro de hipotiroidismo. Hay que destacar que en su origen puede pasar desapercibida o confundirse con síntomas propios del envejecimiento, como la fatiga o el aumento de peso.

Los síntomas más frecuentes del hipotiroidismo son:

Cansancio. Dificultad para adelgazar. Aumento de la glándula tiroides (bocio). Debilidad en los músculos. Hinchazón facial. Irregularidad en los períodos menstruales. Alteración de la memoria. Disminución cardíaca. Ronquera. Depresión. Dolor en las articulaciones. Caída de cabello. Piel seca. Estreñimiento.

Diagnóstico Siempre se tienen en cuenta los síntomas y el historial familiar del paciente. No obstante, la prueba para diagnosticar el estado del funcionamiento de la glándula tiroides se llama TSH o prueba de la tirotropina. Con este método de diagnóstico, a través de un análisis de sangre, se puede conocer con total fiabilidad el tipo de disfunción de la tiroides.

Tratamiento

El tratamiento de esta patología depende de la edad del paciente y del estado de gravedad en que se encuentre. No obstante, es importante conocerla para detectarla lo antes posible. En el tratamiento para el hipotiroidismo suele emplearse levotiroxina, un fármaco que se administra por vía oral y que equilibra los niveles hormonales del paciente.

El hipotiroidismo no tiene cura, ya que el tratamiento es paliativo de los síntomas. No obstante, se puede mejorar mucho la calidad de vida del paciente. En cambio, sí que pueden ser de gran ayuda algunos remedios naturales y consejos para cambiar algunos hábitos que nos podrían estar perjudicando.

Fuente: Mejor con Salud

 

 











Casa Central: Avda. de Mayo 1051 - Pergamino - Teléfono: 0800 999 (OSAM) 6726
Superintendencia de Servicios de Salud. Órgano de Control de Obras Sociales y Entidades de Medicina Prepaga - 0800-222-SALUD (72583) R.N.E.M.P. 3-1708-9